IV Centenario Expulsión de los Moriscos

Principal Arriba Autores Historiografía Preguntas Enlaces Imágenes Lugares Vocabulario Personajes moriscos Vida cotidiana Cronología Consejo científico Tesis


Principal
Arriba
Autores
Historiografía
Preguntas
Enlaces
Imágenes
Lugares
Vocabulario
Personajes moriscos
Vida cotidiana
Cronología
Consejo científico
Tesis

 

Contacto

Dedicada al profesor Bernard Vincent

Casa Árabe

 

 

Video documental Expulsados

Declaraciones Expertos sobre el 400 aniversario de la Expulsión de los moriscos

Trailer sobre Túnez y la Expulsión de los moriscos

Web de civilización árabe islámica  

Apartado de literatura aljamiada 

 

Miembros

Consejo científico Congresos 2009: Contacto 

José María Perceval

 

Audiovisuales

 

Vídeo Expulsados

Especialistas moriscos hablan de la expulsión

Moriscos en Túnez

 

 

Bitácoras  Moriscas:

 

Archivo de la Frontera

Tertium comparationis

Identidad Andaluza

Axarquiaviva

Medievalum

Xarquia

 

 

Congreso Granada

 

Página de Michel Boeglin y Vincent Parello

 

 

 

web sobre niños moriscos del profesor Ignasi Gironés.

Convocado un congreso internacional sobre la expulsión de los moriscos

Coincide con el cuarto centenario de la expulsión en 1609. Se celebra en Túnez en abril de 2009 y se pedirá al gobierno español una disculpa como ya lo hicieron con la comunidad judía en 1992.

Diario La Torre

 

La ciudad de Túnez acogerá del 20 al 23 de mayo de 2009 el XIV Congreso Internacional y excepcional de Estudios Moriscos y andalusíes sobre el 4° Centenario de la Expulsión de los Moriscos del Andalus (1609-2009), organizado por la Fundación Temimi de aquel país.

 

El encuentro de expertos de todo el mundo elaborará un documento de índole histórico y cultural, que sería como una disculpa, que entregarán al gobierno español para que la realicen como ya lo han hecho respecto a los descendientes de los judíos expulsados del Andalus, será un documento similar donde se menciona lo que se ha hecho respecto a la minoría judía en el Andalus en 1992.

Asimismo pedirán a todos los responsables políticos y bienhechores árabes, a las Instituciones de Investigación, que participen en la defensa de este patrimonio dejado en el Andalus, y al mismo tiempo crear un nuevo laboratorio de conocimientos, para traducir miles de estudios y tesis universitarios realizados sobre este tema; asimismo sería necesario edificar un nuevo Centro de Investigación donde se reúnen todos los datos, que estarían a la disposición de los investigadores y del público en el Mundo Árabe Musulmán, que ignora todavía esta tragedia humana que tuvo lugar a principios del siglo XVII.

 

El congreso


Por el interés que ofrecen hoy los estudios moriscos y andalusíes, la Fundación Temimi ha organizado, desde su creación en 1983, 13 Congresos Internacionales, de los cuales se destaca sin menor duda el Congreso celebrado en 1992, por la ocasión del 5° Centenario de la caída de Granada, último reino árabe musulmán en el Andalus (1492-1992).

La Fundación ha conseguido invitar a más de 100 historiadores e investigadores del mundo entero; los trabajos de este congreso han sido publicados en dos volúmenes que se consideran desde aquel entonces unas referencias incontestables para los especialistas del tema morisco-andalusí.

Cabe señalar que la Fundación ha publicado hasta hoy en día más de seis cientos estudios científicos, en varios idiomas sobre todo en español y en francés.

En este mismo campo, la Fundación se compromete a organizar un congreso excepcional con la ocasión del 4° Centenario de la Expulsión de los Moriscos de su tierra, el Andalus (1609-2009).

No cabe ninguna  duda  que este congreso excepcional va a tener un carácter histórico innegable, ya que se incluye en un contexto internacional, y está para fomentar el diálogo entre las civilizaciones, las culturas, la convivencia pacífica, el reconocimiento del otro, el derecho a la divergencia y al multiculturalismo. Estos valores hicieron falta a los moriscos en su país durante el siglo 16, por motivo de la actitud de los Tribunales de Inquisición, pero no fue así en los países de acogida, principalmente en los países del Magreb, así como en las riberas del Mediterráneo y en el Nuevo Mundo.

Se han fijado dos temas principales para este congreso excepcional.

Primero: Las consecuencias humanas, económicas, sociales y culturales de la expulsión de los Moriscos (1609-2009).

  -Las condiciones inhumanas de la extradición forzosa de su tierra andalusí.

- a nivel de España: El impacto demográfico y económico de los Moriscos andalusíes.

- a nivel de los países de acogida: las contribuciones profesionales y civilizacionales de los andalusíes.

Segundo: Sacar conclusiones de las desgracias de la expulsión de los Moriscos andalusíes.

-La denuncia de la actitud de los Tribunales de Inquisición, tanto las antiguas como las modernas.

-La revalorización de las normas de tolerancia, convivencia y el reconocimiento del otro.

-Combatir los dramas futuros de la humanidad a base de un nuevo sistema centrado en el humanismo, la convivencia y el asocianismo.

El primer tema se abrirá sobre todo a los especialistas de estudios moriscos, que trabajan continuamente a partir de los documentos y los archivos españoles, europeos, otomanos y árabes, los manuscritos aljamiados, y los textos literarios así como las nuevas fuentes de distintos países europeos y latinoamericanos.

El segundo tema se abrirá a los demás especialistas interesados por los temas intelectuales, culturales y civilizacionales de la actualidad. En efecto la expulsión de los Moriscos no fue un mero acontecimiento histórico a nivel de las relaciones entre Oriente y Occidente, ya que este hecho afectó a más de medio millón de personas, obligadas al exilio y sufriendo durísimas condiciones, todo esto constituye un tema de investigación, recogido por nuevas generaciones de investigadores e historiadores de varios países; un tema que merece más interés por parte de los políticos y otras categorías sociales que se preocupan por el futuro de la humanidad, con el fin de evitar cualquier drama similar por motivo de los conflictos existentes en todo el mundo.

Este congreso tendrá lugar en Túnez, donde se refugiaron al rededor de 100.000 moriscos, desde hace cuatro siglos, teniendo en cuenta que Marruecos  acogió a unos 50.000 y Argelia a unos 25.000. Otros grupos Moriscos se instalaron en otros países tal como Libia, Egipto, el sur de Francia, Liorna y sobre todo el centro del Estado Otomano, la Sublime Puerta y Anatolia.

Sus huellas existen también en América Latina, en India, en Tombuctu y en otros sitios. Esta dispersión es un índice de la inmensidad de esta tragedia que han sufrido los Moriscos; nuestro deber, tanto como Instituciones, Fundaciones, Centros de Investigaciones árabes musulmanes, historiadores, politólogos y élites, consiste en unificar nuestros esfuerzos con el propósito de transmitir nuestro mensaje particularmente a:

  -Las autoridades españolas con el fin de asentar las bases de un diálogo, entre España y el Mundo Árabe, basado en el espíritu humanista, la fraternidad y la cooperación sincera y fructuosa, les solicitamos  elaborar un documento de índole  histórico y cultural, que sería como una disculpa, como lo han hecho respecto a los descendientes de los judíos expulsados del Andalus, proponemos también la publicación de un documento similar donde se menciona lo que se ha hecho respecto a la minoría judía en el Andalus en 1992. -

A todos los responsables políticos y bienhechores árabes, a las Instituciones de Investigación, con el fin de participar a la defensa de este patrimonio dejado en el Andalus, y al mismo tiempo crear un nuevo laboratorio de conocimientos, para traducir miles de estudios y tesis universitarios realizados sobre este tema; asimismo sería necesario edificar un nuevo Centro de Investigación donde se reúnen todos los datos, que estarían a la disposición de los investigadores y del público en el Mundo Árabe Musulmán, que ignora todavía esta tragedia humana que tuvo lugar a principios del siglo XVII.

-Esta carta debería ser dirigida a los historiadores occidentales, americanos e internacionales, para seguir trabajando objetivamente sobre este tema: en este caso cabe resaltar el trabajo realizado por la Escuela de Puerto Rico, donde 20 investigadores especialistas se dedican a la literatura aljamiado-morisca.

La invitación está abierta a todos los especialistas internacionales, árabes y musulmanes para participar a este Congreso Internacional excepcional, informaremos a todos los participantes de cualquier noticia relativa a la organización de dicho Congreso Internacional.

 

XIV Congreso Internacional y excepcional de Estudios Moriscos y andalusíes sobre: El 4° Centenario de la Expulsión de los Moriscos del Andalus (1609-2009) Fondación Temimi: 20, 21, 22, 23 de mayo de 2009

(2009, Mayo )

 

Otras instituciones
1.2 Congresos y jornadas abiertas
XIV Congreso Internacional y excepcional de Estudios Moriscos y andalusíes sobre:
El 4° Centenario de la Expulsión de los Moriscos del Andalus (1609-2009)
Fondación Temimi: 20, 21, 22, 23 de mayo de 2009
* * *
Túnez a 26 de octubre de 2007
Querido(a)s colegas:
Por el interés que pfrecen hoy los estudios moriscos y andalusíes, la Fundación Temimi ha organizado, desde su creación en 1983, 13 Congresos Internacionales, de los cuales se destaca sin menor duda el Congreso celebrado en 1992, por la ocasión del 5° Centenario de la caída de Granada, último reino árabe musulmán en el Andalus (1492-1992).
La Fundación ha conseguido invitar a más de 100 historiadores e investigadores del mundo entero; los trabajos de este congreso han sido publicados en dos volúmenes que se consideran desde aquel entonces unas referencias incontestables para los especialistas del tema morisco-andalusí.
Cabe señalar que la Fundación ha publicado hasta hoy en día más de seis cientos estudios científicos, en varios idiomas sobre todo en español y en francés.
En este mismo campo, la Fundación se compromete a organizar un congreso excepcional con la ocasión del 4° Centenario de la Expulsión de los Moriscos de su tierra, el Andalus (1609-2009).
No cabe ninguna duda que este congreso excepcional va a tener un caracter histórico innegable, ya que se incluye en un contexto internacional, y está para fomentar el diálogo entre las civilizaciones, las culturas, la convivencia pacífica, el reconocimiento del otro, el derecho a la divergencia y al multicultarismo. Estos valores hicieron falta a los moriscos en su país durante el siglo 16, por motivo de la actitud de los Tribunales de Inquisición, pero no fue así en los países de acogida, principalmente en los países del Magreb, así como en las riberas del Mediterráneo y en el Nuevo Mundo.
Se han fijado dos temas principales para este congreso excepcional.
Primero: Las consecuencias humanas, económicas, sociales y culturales de la expulsión de los Moriscos (1609-2009).
-Las condiciones inhumanas de la extradición forzosa de su tierra andalusí.
- a nivel de España: El impacto demográfico y económico de los Moriscos andalusíes.
- a nivel de los países de acogida: las contribuciones profesionales y civilizacionales de los andalusíes.
Segundo: Sacar conclusiones de las desgracias de la expulsión de los Moriscos andalusíes.
-La denuncia de la actitud de los Tribunales de Inquisición, tanto las antiguas como las modernas.
-La revalorización de las normas de tolerancia, convivencia y el reconocimiento del otro.
-Combatir los dramas futuros de la humanidad a base de un nuevo sistema centrado en el humanismo, la convivencia y el asocianismo.
El primer tema se abrirá sobre todo a los especialistas de estudios moriscos, que trabajan continuamente a partir de los documentos y los archivos españoles, europeos, otomanos y árabes, los manuscritos aljamiados, y los textos literarios así como las nuevas fuentes de distintos países europeos y latinoamericanos.
El segundo tema se abrirá a los demás especialistas interesados por los temas intelectuales, culturales y civilizacionales de la actualidad. En efecto la expulsión de los Moriscos no fue un mero acontecimiento histórico a nivel de las relaciones entre Oriente y Occidente, ya que este hecho afectó a más de medio millón de personas, obligadas al exilio y sufriendo durísimas condiciones, todo esto constituye un tema de investigación, recogido por nuevas generaciones de investigadores e historiadores de varios países; un tema que merece más interés por parte de los políticos y otras categorías sociales que se preocupan por el futuro de la humanidad, con el fin de evitar cualquier drama similar por motivo de los conflictos existentes en todo el mundo.
Este congreso tendrá lugar en Túnez, donde se refugiaron al rededor de 100.000 moriscos, desde hace cuatro siglos, teniendo en cuenta que Marruecos acogió a unos 50.000 y Argelia a unos 25.000. Otros grupos Moriscos se instalaron en otros países tal como Libia, Egipto, el sur de Francia, Liorna y sobre todo el centro del Estado Otomano, la Sublime Puerta y Anatolia.
Sus huellas existen también en América Latina, en India, en Tambuctu y en otros sitios. Esta dispersión es un índice de la inmensidad de esta tragedia que han sufrido los Moriscos; nuestro deber, tanto como Instituciones, Fundaciones, Centros de Investigaciones árabes musulmanes, historiadores, politólogos y élites, consiste en unificar nuestros esfuerzos con el propósito de transmitir nuestro mensaje particularmente a:
-Las autoridades españolas con el fin de asentar las bases de un diálogo, entre España y el Mundo Árabe, basado en el espíritu humanista, la fraternidad y la cooperación sincera y fructuosa, les solicitamos elaborar un documento de índole histórico y cultural, que sería como una disculpa, como lo han hecho respecto a los descendientes de los judíos expulsados del Andalus, proponemos también la publicación de un documento similar donde se menciona lo que se ha hecho respecto a la minoría judía en el Andalus en 1992. -
A todos los responsables políticos y bienhechores árabes, a las Instituciones de Investigación, con el fin de participar a la defensa de este patrimonio dejado en el Andalus, y al mismo tiempo crear un nuevo laboratorio de conocimientos, para traducir miles de estudios y tesis universitarios realizados sobre este tema; asimismo sería necesario edificar un nuevo Centro de Investigación donde se reunen todos los datos, que estarían a la disposición de los investigadores y del público en el Mundo Árabe Musulmán, que ignora todavía esta tragedia humana que tuvo lugar a principios del siglo XVII.
-Esta carta debería ser dirigida a los historiadores occidentales, americanos e internacionales, para seguir trabajando objetivamente sobre este tema: en este caso cabe resaltar el trabajo realizado por la Escuela de Puerto Rico, donde 20 investigadores especialistas se dedican a la literatura aljamiado-morisca.
Nuestra invitación está abierta a todos los especialistas internacionales, árabes y musulmanes para participar a este Congreso Internacional excepcional, informaremos a todos los paricipantes de cualquier noticia relativa a la organización de dicho Congreso Internacional; a todos los invitados les rogamos ponerse en contacto con la Fundación Temimi y mandar las sugerencias que podrían contribuir al éxito de este importantísimo acontecimiento.
Sírvase encontrar adjunto el formulario de participación a este congreso, se ruega rellenarlo y reenviarlo.
Estimado colega le saludamos atentamente.
Profesor Emérito: Abdeljelil Temimi


Organizan:
XIV Congreso Internacional y excepcional de Estudios Moriscos y andalusíes sobre:
El 4° Centenario de la Expulsión de los Moriscos del Andalus (1609-2009)
Fondación Temimi: 20, 21, 22, 23 de mayo de 2009
* * *

***
Nombre & Apellidos : ……………….....………......…………….…………
Dirección Personal : ………………………………………………...…………
…………………………............……………………………..........……………
Tlf :……………..........………………Fax :……………………………………
E.mail . ………………………..……………………………………………….
Organismo. :……………………….....................................…………………
Dirección . ……………….....…...……………………………………………
Tlf : ……………......………………… Fax :…… ……………………… ……
E.mail . ……………………..…………………………………………………
Titulo de la communicación : …………….......................………………..
………………………………………………………………...............…………
……………………………………………………………………………………………...............

Ficha
Firma


****************

Túnez y los estudios de moriscología





Desde hace 25 años nos comprometimos a promover la moriscología, hoy en día es una carrera a parte en ciencias humanas; lo que explica el interés creciente por esta especialidad a nivel internacional. Nuestra Fundación ha organizado 13 Congresos Internacionales, coronados por unos 600 estudios que publicó nuestra Fundación, en español y en francés; contando con la participación de historiadores e investigadores,

La profesora Luce López Baralt, de la Universidad de Puerto Rico, especialista en la materia y de renombre internacional, nos ha dedicado un estudio de evaluación general que merece probablemente ser consultado por los investigadores e historiadores árabes y musulmanes.

Agradecemos a la profesora Luce López Baralt por esta evaluación objetiva, que pone de relieve la memoria colectiva morisca, es al mismo tiempo un motivo de satisfacción por la noble tarea que hemos cumplido, pese a que algunos universitarios reducen al mínimo estos trabajos científicos que, por lo tanto, han honrado la investigación histórica en el mundo árabe muslmán y a nivel internacional.

Agradecemos también al profesor Mohamed Turki por haber traducido este estudio al francés, y posteriormente lo hemos traducido al árabe; sacamos hoy las conclusions prestando más interés a la moroscología y sobre todo cuando se elaboran por una profesora de cultura diferente, que no es la árabe ni la musulmana, que ha trabajado tanto durante su vida con el fin de honrar la memoria colectiva morisca y quien ha asentado las bases del laboratorio más célebre en Puerto Rico sobre la historia y la literatura aljamiadas.



Adjunto le remito la invitación al Congreso sobre:

El 4° centenario de la expulsión de los moriscos del Andalus (1609-2009)



Abdeljlil Temimi.



Adresse : Immeuble Al-Imtiaz-Centre Urbain Nord-1003 Tunis

Tél. (00216) 71231444 / (00216) 71 751 164 fax : (00216) 71 236 677

E. Mail : temimi.fond@gnet.tn Internet://www.temimi.refer.org (/عربيfrançais)



Túnez, capital de los estudios de moriscología:

de Abu al-Gayth al-Qachach a Abdeljelil Temimi



Prof. Luce lopez Baralt



En el año de 1609, hace casi exactamente cuatro siglos, la España de los Felipes pasó por un cruento proceso de desmembramiento cuando obligó a los moriscos españoles a marchar masivamente al exilio en tierras islámicas. Hasta el padre Aznar Cardona, poco adepto a la minoría marginada, se conmueve ante el terrible espectáculo que ofrecen los expatriados, quienes, cubiertos de polvo y atormentados por la sed, iban al exilio en desorden, cargando las escasas pertenencias que les había sido dado salvar:



Salieron, pues, los desventurados por sus días señalados por los ministros reales, en orden de procesión desordenada, mezclados los de a pie con los de a caballo, yendo unos entre otros, reventando de dolor, y de lágrimas, llevando grande estruendo y confusa vocería, cargados de hijos y mujeres, y de sus enfermos, y de sus viejos y niños, llenos de polvo, sudando, y carleando, los unos en carros apretados allí con sus personas, alhajas y baratijas, otros en cavalgaduras con estrañas invenciones y posturas rústicas, en sillones, albardones, espuertas, aguaderas, arrodeados de alforjas, botijas, tañados, cestillos, ropas, sayos, camisas, lienços, manteles, pedaços de cáñamo, pieças de lino, y otras cosas semejantes, cada cual con lo que tenía. Unos iban a pie, rotos, mal vestidos, calçados con una esparteña y un çapato, otros con sus capas al cuello, otros con sus fardelillos, y otros con diversos enboltorios y líos, todos saludando a los que los miravan, o encontravan, diziéndoles:--el Señor los en de guarde—señores, queden con Dios.

Entre los sobredichos de los carros y cavalgaduras (todo alquilado, porque no podían sacar ni llevar sino lo que pudiesen en sus personas, como eran sus vestidos, y el dinero de los bienes muebles que hubiesen vendido) en que salían hasta la última raya del Reyno, yban de cuando en cuando (de algunos moros ricos) muchas mujeres hechas unas debanaderas, con diversas patenillas de plata en los pechos, colgadas en los cuellos, con gargantillas, collares, arracadas, corales y con mil gayterías, y colores, en sus trages y ropas, con que disimulavan algo del dolor del coraçón. Los otros, que eran los más sin comparaçión, yban a pie, cansados, doloridos, perdidos, fatigados, tristes, confusos, corridos, rabiosos, corrompidos, enojados, aburridos, sedientos, y hambrientos…[1].





Terrible sería, sin duda, el espectáculo de estos exilados “cansados, doloridos, perdidos, fatigados, tristes, confusos, corridos, rabiosos, corrompidos, enojados, aburridos, sedientos, y hambrientos”. Pero algunos de aquellos moriscos, tan cruelmente expatriados, tuvieron la fortuna de llegar a buen puerto en tierras de Berbería, y uno de ellos, el autor del ms. S-2 de la Biblioteca de la Real Academia de la Historia de Madrid[2], que todavía consideramos anónimo[3], logró legar a la posteridad un testimonio estremecedor de su llegada a Túnez. Dos personas les abrieron los brazos: el piadoso santón Çiti Bulgaiz (Ab¥ al-Gay® al-Qa¡¡a¡), que movilizó todo el país para acoger a los moriscos, y el gobernador turco U®mån Dey, que protegió a los recién llegados como comunidad extranjera autónoma de alto nivel técnico y económico, y los situó directamente bajo su protección política, que incluía importantes desgravámenes fiscales. Nuestro morisco se apresura a salvar para la posteridad la memoria de estas dos figuras protectoras cuando ya habían pasado muchos años de su acogida en tierras de Túnez:





En esta [tierra del Islam] nos reçibieron Uzmanday, rey de Túnez, de condición soberbia y para nosotros manso cordero, Çitibulgaiz con su santidad y la gente con su Içlam, y todos procurando acomodarnos, regalándonos con grande amor y amistad. Uzmanday quitó una costumbre que había de pagar cada bajel que al puerto llegaba çien escudos, fundado en que se animasen [...] y junto con esto nos dio a escoger el poblar en partes diferentes. Los que escogieron la Mahdia fue contra su gusto, y con todo los ayudó con trigo, çebada y escopetas [...] y supe de un yntimo amigo suyo que quando estaba enfermo dixo: "En lebantándome con salud emos de yr tú y yo a todos estos lugares y mirar lo que les falta y dárselo," y les dio tres años de libertad, que no pagasen nada [...] y quiso que no se metiese nayde con nosotros [...] y deçía que éramos jeníçaros sin paga, y particularidades que por ser menudas dejo deçir. Çitibulgaiz por su parte acudía con sustento y, acomodándolos en las zaguyas [zåwiyas o santuarios] de la çudad, y entre ellas la de Çiti el Zulaychi, adonde estaban con sus mujeres y hixos mucha jente pobre, y como es hurdinario los muchachos ençuçiarse sin saber adónde lo haçen, lo hiçieron en ésta con estremo hasta que el guaquil [encargado) della dio noticia a Çitibulgaiz y encareçió estar hecha un muladar, a que respondió: "Déjalos estar, y que se ençuçien y hagan lo que quisieren, que si el lugar donde está supiera hablar, dijera: 'Sea muy en ora buena benidos a mi dichoso sitio la benturosa xente y los perfectos muçlimes y queridos hermanos, a quien no amarán y querrán sino el que fuere mumin [creyente) y no los aborreçerá sino el que fue munafiq [hipócrita]’" (fols.12v-13r)[4].



Me he permitido evocar largamente la memoria de esta generosa acogida histórica que los moriscos españoles recibieron de las autoridades tunecinas, porque, a cuatro siglos de distancia, el Dr. Abdeljelil Temimi viene reiterando aquella bienvenida ya tan remota en la historia, y atemperándola a la altura de los nuevos tiempos. Casi podría decir que, con los estudios científicos en torno a la moriscología que ha promovido y que ha escrito, el Dr. Temimi lleva a sus últimas consecuencias los hechos que describe el diario de llegada del anónimo refugiado de 1609. Gracias al maestro Temimi, no es exagerado decir que Túnez ha estado acogiendo a los moriscos españoles durante cuatrocientos años: no conozco un refugio más generoso ni más leal en el tiempo. Porque ha sido precisamente en estas tierras de Túnez que los estudiosos de las procedencias más diversas hemos sido convocados para reflexionar sobre las víctimas de aquel exilio masivo que vinieron a encontrar consuelo en este auténtico “oasis de paz en medio del Mediterráneo”[5], como el propio Temimi ha llamado a su hermoso país. Hay crisis históricas de tal envergadura que en efecto precisan de siglos para que las podamos comenzar a asumir en todas sus consecuencias. Y el Dr. Temimi ha tenido la lucidez y la extraordinaria generosidad de construir un simbólico puente—me sirvo de las palabras del siempre elocuente colega Louis Cardaillac[6]--que ha logrado unir no sólo las dos orillas de un río, sino que ha permitido el paso y el intercambio entre los seres humanos que lo transitan. El puente que nos ha tendido Abdeljelil Temimi ha sabido conectar no sólo horizontes, sino civilizaciones. Mucho antes de que el historiador norteamericano Samuel Huntington presintiera el clima ominoso de los nuevos tiempos que nos va tocando vivir con su Clash of Civilizations, ya Abdeljelil Temimi había inaugurado un espacio de reflexión colectiva--y reiterada--en torno a aquel antiguo “choque de civilizaciones” acaecido entre España y el mundo islámico. Y lo hizo justamente para conjurar con el ejemplo del diálogo vibrante, independiente, libre y comprensivo otros posibles choques de civilizaciones.

Cuando comenzó su generosa gesta científica y humana, lejos estaría el colega Temimi (y todos los que hemos cruzado una y otra vez su puente letrado) de saber lo urgente que resulta hoy su importante obra civilizadora. El puente entre los antiguos moriscos y los españoles del Siglo de Oro es también hoy el puente entre la civilización islámica y la civilización occidental. Y en Túnez, como dejé dicho, hemos transitado muchas veces—y en todas las direcciones—ese puente simbólico, inconmovible en sus cimientos y magnánimo en su apertura.

Los primeros despuntes modernos de la reflexión colectiva del fenómeno morisco ocurrieron primero en Oviedo, en 1978, donde se celebró un primer congreso internacional sobre el tema, bajo la dirección de Alvaro Galmés de Fuentes; y luego en Montpellier, ya en 1981, bajo la dirección de Louis Cardaillac. A partir de ahí toma el relevo Abdeljelil Temimi cuando celebra su primer encuentro científico en septiembre de 1983 en tierras tunecinas. Cardaillac anuncia públicamente que “c’est donc un honneur et une grande joie pour moi de transmettre symboliquement la flamme à Tunis”[7]. Una vez Temimi recibe la simbólica flama, ya habrá de portarla para siempre, porque a partir de ese año se han ido sucediendo irrestañables los encuentros científicos, que ya sobrepasan la docena—algo totalmente inusitado en cualquier país del mundo--y que continúan proyectándose hacia el futuro. Los primeros congresos se reunieron en la capital del país y en Hammamet, pero más adelante, y por muchos años, la sede se trasladó a Zaghouan, una de las antiguas ciudades tunecinas que acogió con particular generosidad a los moriscos refugiados. Allí Abdelljelil Temimi hizo construir un monumento arquitectónico incomparablemente hermoso con facilidades para reuniones científicas, habitaciones para los investigadores, biblioteca y casa editorial. Aunque ahora los seminarios se vuelven a reunir en la capital, los investigadores llevaremos por toda la vida en el corazón aquel palacio sin par dedicado al saber, bordeado de jazmineros y sombreado por datileras.

La profusión y el éxito de estos congresos científicos, que convocó a colegas de España, Túnez, Argel, Estados Unidos, Francia, Marruecos, Jordania, Palestina, Holanda, Italia, Venezuela, Egipto, Finlandia, México, Rusia y Puerto Rico, entre otros países, fue dando pié a la fundación de importantes instituciones como el CIEM (Comité International d’Études Morisques) y el FTERSI (Fondation Temimi pour la Recherche Scientifique et l’Information). La Revue d’Histoire Maghrebine, que viene dando a la luz las Actas de los congresos, se ha convertido en un órgano de consulta indispensable para los estudios de moriscología, y los investigadores más relevantes del campo han honrado sus páginas con sus colaboraciones eruditas. El listado de estos colaboradores es impresionante y habla de por sí de la importancia, del prestigio y de la internacionalización de la labor intelectual generada por el Dr. Temimi en Túnez: L.P. Harvey, Louis Cardaillac, Alvaro Galmés de Fuentes, Míkel de Epalza, Reinhold Kontzi, Ottmar Hegyi, Hossein Bouzineb, Bernard Vincent, M.A. Hatamlah, Consuelo López-Morillas, M.N. Ben Jemia, Mercedes García Arenal, Ridha Mammi, Antonio Vespertino Rodríguez, María Soledad Carrasco, Francisco Márquez Villanueva, por mencionar tan sólo algunos de los nombres más relevantes en el campo de los estudios moriscos.

En los congresos científicos (y sus Actas correspondientes) los investigadores han ido asediando los aspectos más variados del fenómeno morisco, y lo han hecho en varios idiomas--español, árabe, francés e inglés--dando con ello testimonio fehaciente del espíritu generoso de diálogo y de la hermandad académica que ha animado siempre las actividades de Abdeljelil Temimi. A los dos tomos pioneros (1984) sobre Religion, Identité et Sources Documentaires sur les Morisques Andalouses se han ido sumando muchos otros, que tocan desde La littérature aljamiado-morisque: hybridisme linguístique et universe discursif (1986), Métiers, vie religieuse et problématiques d`histoire morisque (1990), Las prácticas musulmanas de los moriscos andaluces (1989), Le 5e Centenaire de la chute de Grenade (2 vols., 1993), État des recherches en moriscologie durant les trente dernières années (1995), Famille morisque: Femmes et infants (1997), Images des morisques dans la littérature et les arts (1999), La moriscologie: orientation, méthodologie et sources documentaires nouvelles (2001), Morisques, Méditerranée & manuscrits en aljamiado (2003), Huellas literarias e impactos de los moriscos en Túnez y en América Latina (2005), y al presente aguardamos las actas del congreso a ser celebrado en mayo de 2007, que habrá de reunir trabajos sobre literatura e historia morisca.

A este laboratorio dinámico de moriscología tunecina hay que añadir las publicaciones de importantes libros sobre el tema (recuerdo por su relevancia el tomo La magie en Espagne: morisques et vieux chretiens aux XVIe et XVIIe siècles (1996), de Yvette Cardaillac-Hermosilla y, muy en especial, los volúmenes del propio Abdeljelil Temimi, conocedor a fondo de la materia de estudios que tanto le debe: ahí está su Le gouvernement ottoman et le problème morisque (1989), los Études d’Histoire morisque (1993), la Bibliographie générale d”études Morisques (1995) y sus Nouveles études d”histoire morisque (2000). Ya dije que el diálogo intercultural es lo que ha distinguido este centro de estudios tunecino, que también se ha ocupado de dar a conocer en versión árabe algunos de los estudios clásicos del campo en lengua española o francesa, como el célebre Morisque et chrétienes. Un affrontement polémique (1492-1630), y La vida religiosa de los moriscos, de Pedro Longás (1993). Doy testimonio de gratitud personal por la traducción árabe de otros textos míos de moriscología y de estudios comparados hispano-musulmanes, en colaboración con la UNESCO y la Universidad de Puerto Rico.

Con la generosidad que lo caracteriza, Abdeljelil Temimi ha querido que su Centro de Estudios rinda homenaje a sus propios colegas en el campo: así nacen, entre otros, los Festschrift de Louis Cardaillac, de María Soledad Carrasco--la gran dama de los estudios moriscos en la literatura española--y el merecido homenaje a esa gran escuela de estudios moriscos que es Oviedo. Estos volúmenes reúnen a su vez estudios de diversos temas en honor del homenajeado.

Ante tal despliegue de actividad infatigable, hago mías las palabras de Louis Cardaillac, que ya desde 1999 había declarado a Túnez “cuna de la moriscología”[8]. Resulta del todo imposible prescindir de la obra ingente de Abdeljelil Temimi para estudiar la historia, la literatura y la vida de los moriscos españoles. Nuestro campo de estudios tiene contraída con él una deuda impagable.

Querría terminar esta reflexión sobre la obra del colega Temimi compartiendo un recuerdo personal de nuestro primer encuentro científico en tierras de Túnez. El Dr. Temimi nos llevó a los congresistas a conocer Testur, el pueblo pintoresco que con más generosidad acogió a los exilados, y al que los moriscos imprimieron su impronta cultural más fuerte. Al recorrer las callejuelas angostas guiados por Temimi, fui recreando en mi mente lo que debió haber sido la llegada a Testur de aquellos expatriados “cansados, doloridos, perdidos, fatigados, tristes, confusos, corridos, rabiosos, corrompidos, enojados, aburridos, sedientos y hambrientos”. En este espacio preciso, hoy un pueblito riente de aspecto andaluz, los moriscos recuperaron su fe y su dignidad perdida bajo el amparo espiritual de Ab¥ al-Gay® al-Qa¡¡a¡ y el respaldo social de U®mån Dey. Temimi tomó la antorcha de estos antiguos benefactores y aun sigue protegiendo, con su liderato científico y su diálogo intercultural, a aquellos moriscos borrados por el tiempo pero vivísimos en su legado escrito.

Importa decir que los moriscos refugiados no sólo sobrevivieron en sus manuscritos, sino que legaron a sus nuevos compatriotas tunecinos sus conocimientos arquitectónicos y sus destrezas manuales, sobre todo en la alfarería y la cerámica. También Túnez les debe mucho a ellos. Los moriscos compartieron sus conocimientos agrícolas, pues era duchos en técnicas de irrigación y en la arboricultura frutal. Los andalusíes o tagarinos, como se les solía llamar, se reaculturaron al fin en la religión islámica, que tenían prohibida en España y que habían comenzado a olvidar, y volvieron a aprender el árabe de sus ilustres antepasados de Al Andalus. Pero también, como testimonia el P. Francisco Ximénez, se aferraron por mucho tiempo a su cultura hispánica: aun se les podía oír cantar romances españoles a la altura del siglo XVIII. (Algunos de ellos, irónicamente, eran romances de tema morisco.)

Allí en Testur Abdeljelil Temimi nos presentó a uno de los últimos descendientes de los moriscos refugiados del éxodo masivo de 1609. Al estrechar su mano, pude comprobar lo orgulloso que estaba nuestro nuevo amigo de su antiguo linaje hispano-musulmán. Abdelelil Temimi ha sabido seguir estrechando su mano generosa a los moriscos españoles y a quienes, venidos aquí de los rincones más remotos de la tierra, nos hemos dado cita para ocupamos de entender su historia y su legado cultural y humano. Que el diálogo abierto y tolerante del colega Temimi, faro de luz en este siglo XXI que se nos anuncia tan convulso, ayude a sentar el ejemplo de lo que debemos hacer para dirimir de manera armónica y fraterna nuestras distintas civilizaciones. Doy las gracias a Abdeljelil Temimi, por su titánico esfuerzo académico y le auguro—e incluso le pido--muchos años más de diálogo fecundo.

Luce López-Baralt

Universidad de Puerto Rico


[1] Apud Mercedes García Arenal, Los moriscos, Editora Nacional, 1975, p. 235.

[2] El códice, que algunos estudiosos como Jaime Oliver Asín y yo misma hemos estudiado en su forma manuscrita, acaba de ver la luz en la edición póstuma de Alvaro Galmés de Fuentes: Tratado de los dos caminos por un morisco refugiado en Túnez. Edición al cuidado de Juan Carlos Villaverde. Estudio preliminar de Luce López-Baralt, Instituto Seminario Menéndez Pidal (Universidad Complutense de Madrid) / Seminario de Estudios Árabo-Románicos (Universidad de Oviedo), Madrid. 2006.



[3] Cf. mi estudio preliminar al citado Tratado de los dos caminos.

[4] Galmes et al, op. cit., pp 203-204.

[5] Images des morisques dans la litterature et les arts, A. Temimi, ed. FTERSI, Zaghouan, Tunis, 1999, p. 10.

[6] “Allocution de professeur Louis Cardaillac au nom des congresistes”, En: Images…, p.. 11.

[7] Religion, identité et sources Documentaires sur les morisques andalous, Tome premier, A. Temimi, ed., Publications de l’Institut Supérieur de Documentation no. 4, Tunis, 1984, p. 13.

[8] Images des moriscos.., p. 11.

 


 
Cualquier pregunta póngase en contacto con [Organización]
Web personal: José María Perceval
Última modificación: 19 de marzo de 2009.